LA FIESTA DEL DEDAZO

Destacado

Carlos Arce Macías

Trataré de sintetizar las dos formas que se han inventado para designar representantes de los ciudadanos a un congreso o parlamento. La reciente propuesta de reforma electoral del presidente de la República contiene la eliminación del método de mayorías para adoptar un esquema de representación proporcional puro para elegir diputados y senadores, reduciendo también su número.

Una forma de elegir un representante es dividir el territorio en distritos electorales, en los cuales se establece una competencia entre diversos candidatos. El que saca más votos, gana. A este procedimiento se le llama de mayoría, y es utilizado en Inglaterra y Estados Unidos. Este diseño tiene efectos en el sistema de partidos, porque normalmente conduce al bipartidismo. Si usted desea implementar una competencia que elimine organizaciones partidarias, use el sistema de mayoría, que terminará produciendo un enfrentamiento entre solo dos fuerzas. Estados Unidos tiene a demócratas y republicanos, Inglaterra a liberales y conservadores.

La otra opción es conformar circunscripciones territoriales por cada estado de la República, en donde cada partido presente una lista de candidatos. En la elección se vota por cada partido, y entrarán como representantes el número de postulados que les de el porcentaje obtenido en la votación. Si las posiciones son 10, y tres partidos sacan el 30% cada uno habrá ganado tres diputados y un último representante se asignará para el que obtenga el resto mayor, que pudiera ser un cuarto partido. Matemáticamente se distribuyen los escaños y se garantiza la representación de todas las fuerzas contendientes. Su efecto en el sistema de partidos es el multipartidismo. Muchos países europeos utilizan esta fórmula.

El método de representación proporcional pura es el qué menos distorsiones presenta. Cuando se afirma que por los diputados de representación proporcional nadie vota, estamos ante una gran mentira, porque votamos por listas plurinominales impresas al reverso de nuestra boleta.

Por otra parte, el problema más serio que presenta el sistema mayoritario es que si la votación es muy cerrada y finalmente un solo partido se llevara la mayoría de las posiciones, se dejaría sin representación a un enorme porcentaje de la población. Miren, si un partido gana con el 51% de los votos en cada uno de los distritos, al final quedaría sin representación el 49% de los electores.

Para evitar estas distorsiones se han inventado métodos híbridos que combinan a los sistemas de mayoría con los de representación proporcional, para matizar las deformaciones que se presentan en el esquema de mayoría pura. Es el caso de México en el que se combinan ambos sistemas: 300 diputados por mayoría y 200 plurinominales, distribuidos en cuatro circunscripciones.

Esta combinación de sistemas enfrenta un problema: la posibilidad de sobre representación de un partido, cuando gana muchas mayorías. Es el caso legendario del PRI y ahora de Morena. Dicha situación la resolvió Guanajuato de forma científica en 1994, mediante un modelo matemático propuesto por los investigadores del Centro de Investigaciones Matemáticas (CIMAT). La ecuación resolvía el problema de la sobrerrepresentación. Pero los intereses egoístas de los partidos, necios en asegurar un escaño para su líder, eliminaron tontamente esta legislación. El tema, un tanto olvidado, se puede consultar en esta liga: https://redaccion.nexos.com.mx/por-que-plurinominales-una-historia-personal-de-la-democracia-en-mexico/

La propuesta que el gobierno ofrece en su reforma electoral elimina de plano el método de mayoría para sustituirlo por uno de representación proporcional pura. El problema que se evidencia es que el sistema de partidos mexicano tiene bloqueada la democracia interna de los institutos políticos. En lo doméstico, la dirigencia de cada partido tendría capacidad de formar sus listas plurinominales a contentillo de su camarilla autocrática. Sería una vía para engordar, aún más, las partidocracias actuales que enseñorean a las organizaciones partidarias. ¡Cuidado! La fiesta del dedazo quedaría garantizada.

Debemos defender a la institución con la cual se ha avanzado para mejorar las elecciones en nuestro país. Incluso hay que marchar en su defensa. Sin embargo, hay que ser conscientes y reconocer que las votaciones en México no son limpias. Su legitimidad está comprometida por culpa de partidos y gobiernos que condicionan y compran votos descaradamente, sin que las fiscalías conformadas para perseguir delitos electorales los investiguen, persigan y castiguen. Ese es el gran tema pendiente y es también el generador de la corrupción que nos carcome.

El dedazo anula la democracia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario

LA FIESTA DE LA DERROTA

Destacado

Carlos Arce Macías

Los tiempos que corren entre los callejones y plazas de Guanajuato, son exóticos y extraños, por decir lo menos. Fácilmente cualquier analista puede equivocar conclusiones, si no maneja los datos más finos, que se requieren para dilucidar entre la realidad y la mentira.

Derrota de la postverdad

Es el caso de una verbena acaecida el pasado martes en la Plaza Allende, contigua al teatro Cervantes, en la capital del estado. Antes, un nerviosísimo alcalde, presentó un dramático monólogo, casi llora, en el que intentó explicar, video de por medio, como interpretaba que había cumplido con lo incumplido. Instalado en la postverdad narró su imaginaria peripecia para obtener una preciada autorización del instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), necesaria paraconstruir un adefesio de nuevo museo, en la ciudad declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad.

Las autoridades del INAH ni siquiera tuvieron que hacer nada para frenar al atrabancado y locuaz alcalde. Navarro ni siquiera fue capaz de construir un proyecto arquitectónico y con ello un proyecto ejecutivo, que pudiera presentarse ante esa instancia para obtener el permiso requerido. Dice que obtuvo una “factibilidad”, pero el oficio al que alude, en supárrafo siguiente consigna esta frase en negrillas: “Este oficio no es una autorización de obra, sustentada en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos…”. Necio, insiste en que posee una “factibilidad”, aún cuando no ha presentado la solicitud en el formato legal identificado con la homoclave INAH-02-002 A, y por supuesto, no cuenta con el número de expediente. Por lo tanto, no existe acto administrativo alguno que autorice o niegue dicha obra.

Un permiso que no es permiso

Y como ya lo hemos señalado en otros editoriales, instalado en el reino de las mentiras, se cargó, – con la complicidad del diputado Víctor Zanella-, a todo el Congreso del Estado, al lograr, allí sí, la autorización para endeudar al municipio por 91 millones de pesos a diez años. Grave irresponsabilidad de los legisladores, compañeros de aventuras del alcalde.

Sin el permiso del INAH, todo se derrumbó. Y Navarro cayó estrepitosamente de la nube en que andaba, al punto que, en su desesperación, preparó el montaje de toda una tragedia griega, para informar que suspendería su proyecto porque el INAH se negaba a darle un permiso jamás solicitado. Curioso, todos los cuevanenses saben que, para cualquier obra, se necesita recabar la autorización del INAH, mientras Navarro considera que el permiso debería llegar milagrosamente por el solo hecho de que él es una autoridad reelecta. Se cree el dueño absoluto del municipio, y reclama un trato privilegiado y sin apego a la ley.

Pero lo más emotivo de los sucesos narrados fue que a la salida del teatro, Alejandro se encontró con una carpa repleta de gente acarreada desde las comunidades rurales, bajo el engaño de que serían repartidos tinacos por apoyos al alcalde. En manos de personas clientelizadas a base de promesas, se veían cartulinas de respaldo, escritas todas con la misma caligrafía. Una líder de comerciantes de un Mercado organizaba las porras para el emocionado edil. Todos conocemos el modus operandi electoral y político de la indignidad: venta de votos y condicionamiento de beneficios por apoyos. Frente a la derrota, la decisión es la apuesta por la clientelización y envilecimiento de los ciudadanos más vulnerables. Se les despoja de su libertad de voto.

Pero lo más absurdo del evento, fue que el apabullado alcalde, decidió en su soliloquio, acreditarle a Morena la derrota, y luego cerrar el día con festivo convivio, celebratorio de que la 4T le ganó la partida, abriéndole sólidas opciones para conquistar la capital del estado. Morena deberá remitir al dolido alcalde, un agradecimiento por tan valiosa declaración y traspié estratégico. Nunca pensaron que la torpeza del presidente municipal albiazul llegara a cimas tan altas: reconocimiento pleno de su derrota, adjudicación de ella a sus más fieros opositores y, como cereza del pastel, celebración del hecho con un absurdo carnaval. Seguramente el PAN estará anonadado.

La fiesta de la derrota

 

 

 

 

 

 

 

EL CANDIDATO, EL FISCAL Y LA 3 DE 3

Carlos Arce Macías

En estos días, el candidato de Morena a la alcaldía de León realizó una osada declaración, que dejó a muchos políticos pasmados. Espetó una contundente frase: negarse a presentar sus declaraciones “3 de 3”, porque “no dejaré información al alcance de Carlos Zamarripa, líder de la delincuencia organizada en Guanajuato”. Con ello logra dos efectos profundos: pone contra la pared al oficialismo panista y se hace harakiri. Quedamos ante una inusitada forma de incomodar a toda la fauna política guanajuatense.

Gobernar de frente al los ciudadanos

Las llamadas “3 de 3”, son una serie de declaraciones obligatorias para los funcionarios públicos, adoptadas por la legislación a consecuencia de una ardua lucha, iniciada por el escándalo de la “Casa Blanca” del corrupto expresidente Enrique Peña Nieto. A partir de 2015 la oposición, Transparencia Mexicana, el Instituto Mexicano para la Competitividad y la academia, se involucraron en una iniciativa que llevó al cambio de diversas leyes, para finalmente establecer el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Como primer paso anticorrupción, se acordó que los funcionarios deben declarar sus bienes, sus relaciones de intereses familiares y de negocios, y el cumplimiento de obligaciones fiscales; todo bajo el principio de máxima publicidad.

Y resulta que señor Sheffield no las quiere presentar por miedo al Fiscal General del Estado, de quién depende el Fiscal Anticorrupción de Guanajuato. No debería temer. Nuestro Fiscal Anticorrupción no encuentra ni al sol en plena primavera. Guanajuato es, o la entidad más honesta del país, o la más impune en cuestión de corrupción. Toda la clase política se encuentra a salvo de ser mancillada ni con el pétalo de una rosa, en esta zona abajeña. Por cierto ¿alguien conoce a este gris e intrascendente personaje?

Pero lo que consigue el candidato morenista, es algo paradójico: si los candidatos panistas, no solo en León, sino en todo el estado, no presentan sus declaraciones “3 de 3”, inferimos que asumen el mismo recelo que Sheffield, al temer ser objeto de persecución y chantajes por el crimen organizado que supuestamente coordina el ineficiente Fiscal. ¡Vaya cosa!

Y aquí quedará atrapado, y me alegra, un pícaro como el candidato panista de Guanajuato Capital a la alcaldía, que debe de manifestar el monto de su patrimonio, incrementado en mucho, durante su nefasta gestión; así como su relación de interés, que dejará al descubierto los negocios de su esposa y suegro. Si no lo hace, se igualará a Ricardo Sheffield.

Incrementando el patrimonio

Pero en otro flanco, el hecho de que el candidato del presidente no presente su información, durante la campaña electoral, tiene consecuencias graves. La principal es que los votantes pensaran que algo encubre el morenista, por eso su negativa a compartir sus manifestaciones. Porque resulta poco creíble que un funcionario, ubicado en la cima del poder federal, tiemble ante Zamarripa. Huele a pretexto. Y más, si la candidata azul, logra contrastarse, reaccionando rápidamente, y presenta sus declaraciones “3 de 3”. Sería mortífero para ella, no compartir animosamente toda su información requerida. Así, al tener a la principal candidata del PAN, con su “3 de 3” en mano, no hay forma de que los demás candidatos azules se escapen de hacerlo… a no ser que tengan algo muuuuy gordo que ocultar.

Por su parte, la jugada arriesgada de Shefield disgustará a otros postulantes de su mismo partido. Si presentan sus manifestaciones, contravienen y descalifican al aspirante a alcalde para León, al interpretarse que ellos sí confían en el Fiscal, dejando solo a su colega leonés. Si no lo hacen, la incertidumbre sobre la integridad pública de muchos candidatos de Morena se fortalecerá. Estarían apostando por el silencio, la obscuridad y la discreción, que permite la corrupción. Negarles el voto debería ser la respuesta popular. Construyeron su laberinto.

Desconfianza y desesperanza

El Comité Ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción debe tomar posición al respecto. Las declaraciones “3 de 3”, no admiten excepciones. Son un instrumento trascendental para garantizar la integridad de los candidatos. La ciudadanía guanajuatense debe ser resguardada de tanta pillería, maquinada desde el poder. ¡Basta! Publiciten sus declaraciones.

GUANAJUATO ¿CONTRASTE O ESPEJO?

Carlos Arce Macías

Para ser exitoso, el gobierno de Guanajuato debe de desarrollar una política contrastante frente a Andrés Manuel López Obrador. Corresponde a la administración de Diego Sinhué Rodriguez, probar que el modelo de apertura global y libre mercado (neoliberalismo en la mala definición que sostiene AMLO), basado en una democracia funcional, tiene mejores ventajas que la vetusta propuesta que enarbola nuestro presidente tabasqueño, basada en el centralismo y el voluntarismo exacerbado. La diferencia y contraste debe de quedar muy clara entre la forma de gobernar México y Guanajuato. Así debe de ser.

 

Ahora bien, procedamos a analizar diversas condiciones políticas, para plantearnos un panorama de cómo pintan las cosas, en cuanto a diferencias entre los dos modelos de gobierno:

 

EL PAN GUANAJUATO Y MORENA. AMLO: El nuevo presidente hace gala del dominio que posee sobre su organización, decidiendo con su índice flamígero que medidas legislativas impulsar y quienes serán candidatos a las diversas elecciones en todos los ámbitos de la vida pública mexicana.

DSRV: El recién estrenado gobernante, detenta, gracias al pacto obtenido con Marko Cortés, a cambio del apoyo guanajuatense a su presidencia nacional, absoluto predominio en el partido a nivel local. El solo decide, igual que sucede en Morena, el destino de cada militante panista en el estado.

 

LOS FISCALES CARNALES. AMLO: Impondrá su voluntad para tener un fiscal carnal, aún bajo la resistencia desesperada que el PAN ha puesto en la Cámara de Diputados, encabezada por el ex gobernador guanajuatense Juan Carlos Romero Hicks. Pronto la aplanadora morenista coronará al personaje que López Obrador señale. El señor manda, y una fiscalía autónoma no es de su interés. Desea administrar a contentillo la persecución de los delitos.

DSRV: No fue sorpresa, como en el ámbito nacional, tiró línea para que los diputados panistas, en un vergonzoso acto de sumisión al Ejecutivo, maniobraran para permitir la entronización de un cuestionado procurador impedido para actuar con independencia y autonomía. Se garantiza justicia a discreción.

 

MILITARIZACIÓN. AMLO: Renunciando a sus reiteradas promesas de campaña, López Obrador ha decidido rendir la plaza a los militares, creándoles una “Guardia Nacional” bajo su mando, lo cual consolida la presencia castrense en el tema de seguridad. La vía civil ha sido clausurada por el momento.

DSRV: La decisión del ex gobernador Márquez, ha sido sostenida sin cambio alguno por el actual mandatario estatal. Antes que cualquier otro estado, Guanajuato construyó su cuartel para “policías militares” (que no son policías, sino militares), que de poco han servido en la lucha anticrimen. Las ciudades de Guanajuato continúan padeciendo la violencia desatada y sus calles se manchan de sangre a diario. El gobierno del estado es tan proclive a los fueros militares, que hasta obra pública les asigna. La militarización avanza implacable, a mayor velocidad que en el resto del país. Guanajuato Capital, ya tiene a su general al mando de la maltrecha policía. Los despropósitos están a la vista.

 

IMPUNIDAD Y PERDÓN: AMLO: Sorprende a todos con la noticia de otorgar una especie de perdón, aún no especificado jurídicamente, a los corruptos, con el superficial argumento, de que si se les apresara, no cabrían en las cárceles. Por lo pronto, resulta mejor para el Ejecutivo Federal entrante, darle su bendición a todo mundo y permitir que los malos funcionarios que depredaron los presupuestos nacionales, gocen en paz sus riquezas mal habidas.

DSRV: Al permitir el acceso, a la titularidad de la nueva Fiscalía, a un personaje comprometido políticamente con el anterior gobierno, permite, automáticamente, el ejercicio del pacto de impunidad. Este pacto consiste en no perseguir y combatir a los desleales funcionarios que, aprovechándose del puesto, se llenaron los bolsillos con las contrataciones públicas. Con esta decisión, el perdón a los corruptos ha sido proclamado por Diego. Fin a la persecución.

 

CENSOS. AMLO: Por instrucciones presidenciales se han iniciado los trabajos de un extenso censo, casa por casa, para detectar las necesidades de cada uno de los mexicanos, a fin de que el gobierno (nuestro ogro filantrópico, según descripción de Octavio Paz) pueda segmentar propaganda, otorgar prebendas, dar obsequios y comprar votos, cuando sea necesario para ganar una elección y consolidar a sus bases de apoyo.

DSRV: No hay que olvidar que el actual gobernante abajeño, procede de la Secretaría de Desarrollo Social y fue descubierto, con las manos en la masa, censando colonias de Celaya con un nutrido grupo de funcionarios y empleados públicos, en horas laborables. En Guanajuato, el programa IMPULSO, es la estrategia de manipulación político electoral del gobierno, que ya opera a plenitud. Se trata de la misma maniobra de Morena, pero pintada de azul. En Guanajuato llevamos la delantera.

 

DESCENTRALIZACIÓN Y RELOCALIZACIÓN. AMLO: Sin ningún estudio de por medio, simplemente por el poder del mandato presidencial, se ha ordenado la reubicación de todo el gobierno federal en distintas localidades del país, de la forma más absurda y aberrante. Así las secretarías quedarán distribuidas arbitrariamente en diversos estados y en puntos lejanos a sus clientelas.

DSRV: Desde hace años, la ciudad de Guanajuato, sede del gobierno del estado, ha sido paulatinamente abandonada por la burocracia estatal. Muchas de las secretarías han sido relocalizadas en otras ciudades, limitando la derrama económica del sector gobierno en la ciudad capital. El colmo es la decisión del nuevo gobernador, de no despachar en el Palacio de Gobierno de Guanajuato, sino en la dinámica ciudad de Silao, en un moderno edificio del Puerto Interior. El gobierno guanajuatense va más avanzado que el federal en este tema. En tanto, Guanajuato Capital se empobrece.

 

Andrés Manuel López Obrador avanza en sus planes a paso firme. Salvo graves descalabros que pudiera presentar en su conducción política y económica, se sabe poseedor de una fama, quizás inmerecida, de hombre honesto. Podrá moverse sin lastres, combatiendo a los nuevos corruptos que no crean en su intención de exterminar esta horrenda práctica. No tiene compromisos que aten su voluntad, mientras que el gobernador de Guanajuato contrajo una gran deuda con su predecesor para protegerlo y darle cobertura para un digno retiro. El compromiso esresultando tan gravoso, que puede convertirse en la ruina política del joven gobernante.

 

Es precisamente esta rémora, la que impide al gobernador de Guanajuato enfrentarse al nuevo gobierno, y lo obliga a aceptar el embate al federalismo que desde el centro se prepara. Ya Enrique Alfaro y Javier Corral, gobernadores de Jalisco y Chihuahua están a la vanguardia en ese tema, mientras Guanajuato queda a la zaga. El liderazgo se esfuma.

 

Rematemos esta reflexión con un pensamiento: la diferencia entre un gobierno autoritario y uno democrático, se centra en el ejercicio republicano, consistente en la división de poderes, la transparencia y la rendición de cuentas. Un gobierno que no haga de estas virtudes su línea de conducta, abandonará la ruta democrática y acabará en un vil y mezquino autoritarismo. Saque en consecuencia, cual es la ruta que ha tomado nuestro estado. Triste fin de semana para Guanajuato y para México.