LAS TRAMPAS DE LA FE

Carlos Arce Macías

 

Hay que defender a las instituciones académicas del embate que sufren al tratar de ideologizar la enseñanza que se sustenta en la libertad de cátedra, unida por supuesto, a la libertad de pensamiento, que permite el libre flujo de las ideas. Hay que evitar que la obscuridad monacal se apodere de los centros de saber, como el Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE), imponiendo una visión estrecha y obtusa, cancelando los contactos con todo tipo de pensamiento, bajo parámetros de rigor científico y técnico. Se impone apoyarlo en estas horas aciagas.

El historiador Jean Meyer defendiendo al CIDE

Cuando hay la oportunidad de recibir nueva información, aplicar novedosos esquemas para procesar problemas y descubrir otros campos de conocimiento social, se da la oportunidad de encontrar soluciones vanguardistas a problemas complejos. Eso sucede, por ejemplo, cuando se produce la experiencia de acercamiento con el área de Derechos Sexuales y Reproductivos del CIDE, en donde se estudian cuestiones como el embarazo adolecente, la violencia sexual contra niños y niñas, la discriminación contra jóvenes LGBT, el derecho a la educación sexual, despenalización del aborto y matrimonio entre personas del mismo sexo, con una perspectiva oxigenada, fuera de los tabúes sociales y religiosos que se nos han impuesto. Hay que ponerle alas al pensamiento.

El Congreso del Estado, colonizado por un oficialismo de viejo cuño, imbuido de un temperamento parroquial y pueblerino, seguidor hasta ahora, de una derecha recalcitrante, está a punto de entrar a una trampa sin salida. Y es que la cámara de diputados estatal pronto deberá atender las modificaciones para el matrimonio de personas del mismo sexo, bajo los criterios dictados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Igual pasará con la despenalización del aborto, sobre la cual ya dictó su resolución el alto tribunal de la nación.

Pues resulta que los diputados de la mayoría caminan impetuosos a la defensa de sus creencias religiosas, haciendo a un lado la laicidad a la que están obligados por la Constitución. Cuando este es el fundamento para su rijosidad, ese tipo de resistencia fracasará ante el pluralismo de formas de pensar que empieza a prevalecer en Guanajuato. Es insostenible argumentar que el aborto antes de las doce semanas es un homicidio contra una persona humana. Si esto fuera así, el castigo que debería decretarse sería el más extremo que prevenga el sistema penal. Así a quienes aborten, se les deberá recluir de por vida en una cárcel.

Como la condena sería brutal, el tipo penal no prevé castigos tan duros para las mujeres ubicadas en estas circunstancias (3 años), rompiéndose la congruencia entre la conducta delictiva y su penalidad. Algo torcido pasa ahí entonces.

Por otra parte, los radicalismos feministas pueden complicar más la situación, al buscar la libertad para abortar un feto, impidiendo posicionarse en el punto medio que adoptó la Suprema Corte de Justicia, consistente en aceptar la despenalización solo cuando esta se de antes de la décima segunda semana de embarazo. Después de este período comienza el desarrollo neuronal y se construye el cerebro del embrión. Las características de la persona se establecen plenamente, y esta debe de ser protegida.

Este tema divide profundamente a algunos sectores de la sociedad. Y resulta muy oportuno, a un gobierno federal como el que padecemos, que el enfrentamiento dentro de una comunidad la divida y encone. Para evitarlo, resulta indispensable buscar puntos de encuentro, y es la misma Corte la que nos brinda, luego de reflexiones muy profundas, la fórmula menos lesiva para evitar confrontaciones.

Por eso el PAN, aunque sea internamente muy difícil, debería dejar atrás una posición radical, para moderarla, aceptando no el aborto, sino tan solo su despenalización. La decisión de abortar es tan grave para cualquier persona, que resulta excesivo imponerle una pena privativa de su libertad. Con la conciencia tiene para mortificarse en demasía.

Generar un punto de encuentro entre posiciones antagónicas como pro-vidas y abortistas, permite la recuperación de un centro político que resultaría muy valioso para el PAN. De otra forma, solo abonaría a la confrontación social, apoyando el divisionismo fomentado desde la presidencia de la República.

Así mismo, se mandaría un mensaje de tolerancia y flexibilidad que lo ubicaría estratégicamente en el centro de la geografía política, el cual es el lugar más propicio para encontrar la paz entre la diversidad social que se gobierna, convocando genuinamente a la unidad. Si no lo hacen así, Acción Nacional será señalado como un partido radical, yunquista, de ultraderecha, gemelo de Vox, en rebeldía con la Suprema Corte, alejado de los jóvenes y las mujeres, provocador de confrontaciones basadas en la militancia religiosa. Es mejor buscar el centro y no caer en las trampas de la fe.

El PAN y VOX, la ultraderecha española

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario

SEPULTAR LA INTELIGENCIA

Carlos Arce Macías

En recuerdo de Héctor Fix Fierro, gran jurista.

En México se trabajan horas extras para establecer un gobierno kakistocrático (el gobierno de los ineptos) liderado por un autócrata de la misma cepa. Una fórmula mortal para enfrentar grandes retos como puede ser una pandemia o una crisis económica de gran magnitud.

Nuestro país transita por momentos críticos, especialmente referidos a las decisiones, basadas en su ideología, que esta tomando el actual presidente. Por lo pronto decidió comenzar su revolución, que para afianzar su conducción e imponer su excéntrica interpretación de la realidad, requiere liquidar las zonas de pensamiento crítico que existen en México.

Estas acciones no son un nuevo descubrimiento, son comunes a la casta de los dictadores. Stalin prohibió la investigación “ideológicamente incorrecta” que no estuviera basada en el materialismo marxista. Hitler no pudo construir armas atómicas, porque sancionó a la física nuclear como una “física judía”, basada en la Teoría de la Relatividad. El dictador asiático Pol Pot, fue más radical: eliminó a todos los científicos y a aquello que usaran lentes (señal clara de que leían).

Por eso mató a mansalva

Otro que actuó en la misma línea de demolición de la ciencia fue Francisco Franco. Como refiere un interesante reportaje de El País de Manuel Ansede, la España pre franquista avanzaba de la mano del científico Santiago Ramón y Cajal, descubridor de las neuronas y premio Nobel 1906. Él conformó la Junta de Ampliación de Estudios (JAE) encargada de enviar a estudiantes españoles a capacitarse a las grandes universidades europeas y americanas. Ya para 1933, Albert Einstein estaba contratado para dirigir una cátedra en España. Luego del golpe, en 1937, Franco liquidó la JAE y creó una nueva institución para promover “la vida doctoral” bajo los auspicios de la Inmaculada Concepción de María. Cada cual su ideología, pero a todos los autócratas les incomoda y atacan la argumentación crítica y la duda cartesiana.

Ciencia ideologizada

Nuestro aspirante tropical empieza a transitar por ese camino. Ha destrozado el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) ubicando allí a una científica nacionalista-aislacionista (la ciencia es universal) y ahora apunta a liquidar el sistema de centros públicos de investigación, obligándolos a recortar ¡el 75% de sus gastos de operación!

El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) es políticamente la proa del sistema de centros públicos del CONACYT, en cuanto a la interrelación de estos con el gobierno central. Eso lo convierte en un objetivo estratégico para lograr desmontar todo el sistema, con el fin de luego impregnarlo de postulados ideológicos.

A su vez, el escarceo que se vive en estos momentos para liquidar un centro de investigación dedicado a asuntos tan complejos como la historia, las políticas públicas, la administración y la economía, cuyo estudio y observación pondrán en ridículo las acciones del actual gobierno, tiene también una meta secundaria: ejercitar las tácticas para apoderarse de la principal presa: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Van por ella

Otra acción que no se identifica con facilidad, es el debilitamiento del federalismo. Los centros de investigación están esparcidos en diversos estados de la República. Su magnetismo sobre la vida académica y científica de cada entidad federativa resulta trascendente. Golpear a estos centros, significa pauperizar las capacidades de atracción de inversiones en los estados, se pierde competitividad y se afecta su economía.

La fuerte vinculación de muchas sedes que mantienen áreas de vinculación con la industria y el entorno empresarial, con proyectos concretos que dotan de valor agregado a la producción, conlleva el deterioro de la productividad, cuando se genera ex profeso, un ataque a la investigación realizada en esos institutos. Los particulares también pierden, y mucho, con la política de destrucción de la capacidades científicas del país.

Mostrando su carácter dictatorial, nos encontramos en marcha una política para arrasar con casi todas las capacidades científicas del país. Esta culminará con la conquista de la UNAM. Pero la primera batalla, es desmantelar el CIDE. Nuestro presidente intenta sepultar la inteligencia.

Recorte del 75%

UN COCTEL, UN ASALTO Y UNA IDEA

UN COCTEL,UN ASALTO Y UNA IDEA

Carlos Arce Macías

Hace diez días me encontraba en Silao, en la famosa marisquería de Reyes, en donde se manufacturan los mejores cocteles de camarón y pulpo del mundo. Es curioso que sea en una ciudad ubicada a 1500 metros sobre el nivel del mar, donde suceda esta especie de milagro gastronómico al que los guanajuatenses nos hemos acostumbrado. Una visita a Reyes, es pues una parada obligada para cumplir con un buen anfitrionazgo, cuando me visitan amigos queridos e inteligentes, que no sean alérgicos a los mariscos y que posean un sentido del gusto digno de tales placeres.

Ese fue el caso de mi querido Enrique Garza, un destacado académico del CIDE, que se encontraba en Guanajuato atendiendo una cita con una dependencia del gobierno estatal. Una vez finiquitado el compromiso profesional, decidí revelarle el más preciado de los secretos gastronómicos silaoenses a mi docto colega.

Y pues ahí nos encontrábamos, el jueves 26 de mayo, a eso de las dos y media de la tarde, en el interior del establecimiento, saboreando al armónica mezcla de pulpo bien pelado, camarón, salsa de tomate en su punto ideal de acidez, chile serrano bien picado, aguacate, cebolla, cilantro y unas suculentas gotas de aceite de oliva, todo bien mezclado y preparado en las medidas correctas por el propio Reyes, cuando de pronto…

Sentí el movimiento inesperado de personas que entraban al local, un joven nervioso hablando a gritos con el dueño del establecimiento, una mujer afirmando: ¡lo vi todo, lo vi todo! No entro en mas detalles, afuera del local habían asaltado, a plena luz del día, a alguien que acababa de hacer un retiro del banco. Dos camionetas lo venían siguiendo, y de ella se apearon unos tipos empistolados que, luego de lanzar un par de tiros al aire, le requirieron la entrega del dinero al sorprendido ciudadano. En un par de minutos, el robo a mano armada, había terminado con éxito, y los delincuentes huían en sus camionetas rumbo a Guanajuato Capital.

Los parroquianos que poblábamos el restaurante, nos tranquilizamos, todo había concluido, y aún quedaba la mitad del coctel por terminar. Eso nos llevo al doctor Garza y a mi a continuar nuestra comida, aunque el tema de la plática pasó de los problemas que presenta la ingeniería moderna, al problema de la delincuencia, específicamente su incremento en el área del Bajío, impactada por bandas profesionales de delincuentes, como la que acababa de visitarnos.

Mi amigo es un ingeniero industrial, con doctorado en Sistemas Económicos e Investigación de Operaciones, en la famosa Universidad de Stanford, en Estados Unidos. La investigación de operaciones, es una disciplina de origen militar. Se dice que comenzó con el sitio de Siracusa, en el 214 A.C., cuando los romanos asolaron la ciudad griega, defendida con la ayuda del gran científico Arquímides, que diseñó armas para la protección de la polis.

La utilización de científicos para analizar operaciones bélicas, fue utilizada al máximo durante la II Guerra Mundial. Por ejemplo del análisis del movimiento de submarinos, y las capacidades de estos para sumergirse velozmente, se llegó a la conclusión de que las cargas de profundidad, programadas para explotar a 30 metros, en realidad deberían ser reprogramadas para 7 metros. La efectividad creció el 700% y la fuerza de submarinos nazis fue destruida con más facilidad.

Si bien la disciplina continua en plena expansión en el área militar, es aplicable a situaciones de todo tipo. Consiste en analizar problemas de operación de cualquier índole, y optimizar estos sistemas a través de modelos matemáticos, para obtener un funcionamiento óptimo. Eso es lo que hace Enrique.

-Mmmm… – se quedó meditando el doctor Garza- para atemperar la incidencia delictiva, se podría modelar un sistema de optimización de patrullaje policiaco.

-¿Cómo se hace eso? – le pregunté.

-Si tenemos la información suficiente, se pueden hacer los cálculo matemáticos necesarios y obtener los algoritmos indicados. Es parecido a la operación de Uber, solo que en lugar de clientes, son delincuentes.

La idea no es mala, las matemáticas aplicadas, y la ingeniería, que es la ciencia dedicada a resolver problemas, pueden ayudar a combatir la lacra de la delincuencia y permitir que la gente coma sin sobresaltos un buen coctel en Reyes.

Twitter: @carce55

 

 

LEON VS. QUERÉTARO ¿QUIÉN GANA?

¿LEÓN VS. QUERÉTARO?

Carlos Arce Macías

 

Recientemente AM ha publicado una serie de artículos, en dónde ha comparado el desarrollo entre las dos ciudades del Bajío, dejando en evidencia el pobre desempeño de León, frente al despegue vigoroso de Querétaro. Éste documento, desea clarificar algunos detalles, basado en el estudio más objetivo que existe respecto al desempeño de las ciudades de México, que viene realizando el Centro de Investigación y Docencia Económicas A.C. (CIDE) desde hace más de 10 años.

 

LOS ESTUDIOS

 

A principios de éste siglo, comenzaron a conocerse estudios de competitividad de entidades federales. El CIDE detectó que dichos estudios resultaban un tanto ociosos, puesto que la competitividad la generan las propias ciudades, y la competencia no se da ni entre naciones ni entre estados, sino entre nodos urbanos. Resultaba poco relevante invertir esfuerzos en valorar estados. Así comenzó el trabajo académico para conformar una herramienta de medición urbana.

 

LA COMPETITIVIDAD

 

Lo primero que hay que aclarar es que los estudios refieren las condiciones de competitividad entre ciudades, definiéndola como “la promoción de un entorno social, tecnológico, ambiental e institucional propicio para el mejor desempeño de las actividades económicas y el bienestar social.

La competitividad es un factor determinante en el desarrollo urbano y regional porque puede incrementar el bienestar de sus ciudadanos, y al mismo tiempo promover un desarrollo sustentable acompañado de cohesión social”.

 

Por lo tanto habrá que concluir que el crecimiento de la economía, por sí misma, de nada sirve si éste no se distribuye convenientemente, generando beneficios para todos los habitantes de una ciudad, cuidando que el desarrollo sea sustentable y evite la depredación del medio ambiente.

 

METODOLOGÍA DE MEDICIÓN DE CIUDADES

 

La metodología de medición de ciudades del CIDE, examina cuatro componentes: el económico, el urbano, el social y el institucional. No utiliza encuestas, sino datos duros producidos por instancias oficiales como INEGI, a fin de dotar a la herramienta de total objetividad. Se utilizó la técnica estadística de análisis factorial para procesar los resultados.

 

.

 

Otra cuestión importante es saber que la condición de ciudad no es la misma que la de municipio. En el caso que nos ocupa, Querétaro tiene una zona urbana que incluye a los municipios de Querétaro, Corregidora, Huimilpan y El Marqués. León esta integrado por los municipios de León y Silao. La integración de zonas metropolitanas son establecidas por una comisión específica de INEGI-CONAPO.

 

Con los resultados obtenidos en las cuatro variables, se conforma un índice en donde se colocan a las 74 ciudades mexicanas, del primero al último lugar, ese es el Índice de Competitividad de Ciudades Mexicanas (ICCM).

 

Pues bien, ahora veamos como se han comportado las dos ciudades que nos interesan.

 

LEÓN-SILAO

 

Esta zona urbana ha sido la más dinámica del Estado de Guanajuato. El municipio de León es el que concentra mayor población en Guanajuato. Silao es el que consolida mayor crecimiento industrial, esencialmente relacionado con la industria automotriz.

 

El municipio de León continuó apostando todo su desarrollo en su industria tradicional, la cadena cuero-calzado, no obstante las continuas advertencias de los problemas, que desde hace años ya se identificaban respecto a la debilidad para competir globalmente. La necesidad de mantener una mano de obra barata para su industria tradicional, impulsó una política local hermética a la llegada de otro tipo de empresas que pudieran alterar los costos de ésta industria. Esta decisión conformó una masa trabajadora que convirtió a León en el cuarto municipio con mayor número de pobres urbanos del país (CONEVAL 2010).

 

En contraste, Silao desarrolló tres importantes parques industriales en rededor de la súper armadora automotriz General Motors. Destaca el llamado Puerto Interior, fraccionamiento industrial de talla mundial, posiblemente el mejor de México. Cabe aclarar que gran parte del desarrollo de Silao se debe al rechazo de León a la diversificación industrial. Este municipio simplemente aprovechó la oportunidad que su vecino le otorgó. Hoy Silao posee ventajas significativas frente a cualquier iniciativa leonesa, ya que el precio de sus terrenos son significativamente más baratos.

 

Un tema crítico para la zona, es que León mantiene interrogantes sobre su sustentabilidad, especialmente porque hasta el momento no cuenta con la total garantía de resolver el suministro de agua proveniente de la conflictiva obra de la presa del Zapotillo, Jal., y su conducción por un larguísimo acueducto en territorio del estado de Jalisco.

 

 

 

 

QUERÉTARO

 

La ciudad se transformó en los años 80´s del siglo pasado. Luego del gran sismo que sufrió la Ciudad de México, muchos capitalinos buscaron opciones más seguras. Una de ellas, fue Querétaro. La migración de profesionales altamente capacitados transformó a una comunidad agrícola tradicional y conservadora, en una sociedad abierta e innovadora. Varios centros de investigación, de la UNAM y del Politécnico mudaron parte sus instalaciones a Querétaro, sumándose a los dos importantes centros tecnológicos del sistema CONACYT, que ya operaban en la localidad. Así, la ciudad aprovechó su cercanía al Distrito Federal y las angustias de parte de sus habitantes por abandonar las inseguridades sismológicas de la capital del país.

 

En muy poco tiempo, Querétaro se dotó de mano de obra calificada, poniéndola a disposición de empresas que buscaron ubicarse en el lugar. Las opciones se abrieron para la diversificación industrial (Productos metálicos, maquinaria y equipo, automotriz, electro domésticos, química, caucho, plástico, alimentos y bebidas) aceptando todo tipo de compañías. A partir del año 2000, aprovechando la moderna pista de su aeropuerto intercontinental, la mejor de México, se desarrolló a su alrededor un clúster aeroespacial para empresas aeronáuticas. Así mismo, empresas de talla mundial, como General Electric, se instalaron en la ciudad, abriendo un complejo de ingeniería de última generación (1500 ingenieros).

 

A través de la construcción de Acueducto II, para transportar agua de las fuentes del río Moctezuma, obra multimillonaria (2850 mdp) de 122 kms. de longitud, la zona urbana de Querétaro por fin garantizó el abasto de agua, necesario para su expansión urbana. Los trabajos se concluyeron en 2011.

 

LA COMPETENCIA

 

En tanto León es el punto más occidental del Bajío, Querétaro es el más oriental. Entre ambos puntos se desarrolla el sistema de ciudades abajeñas. Pero León, en éstos momentos no es un competidor de cuidado para Querétaro.

 

En la medición del Índice de Competitividad de Ciudades Mexicanas (ICCM) de 2003, la zona metropolitana de Querétaro fue la ciudad mejor posicionada, en el número 1; en la medición del 2007, bajó al lugar 12 por problemas en uno de sus municipios conurbados; y en el 2011 regresa a las primeras posiciones, ubicándose en el lugar número 4.

 

La   ZM de León-Silao se ubicó en el ICCM de 2003 en el lugar 24, puesto que ha conservado en todas las mediciones (2003, 2007 y 2011), muy lejos de Querétaro.

 

 

 

Pero entremos al análisis de cada componente, examinando la posición de cada zona metropolitana y el diferencial de lugares entre cada una:

 

Componente Sociodemográfico, que mide marginación, desocupación, asegurados, delincuencia, índice de desarrollo, etc.

 

ZM Querétaro

Diferencia en posiciones

ZM León-Silao

8

13

21

 

Componente Institucional que mide inversión pública, deuda, transparencia, reglamentos, tramitología, catastro, etc.

 

ZM Querétaro

Diferencia en posiciones

ZM León-Silao

5

14

19

 

Componente Económico que mide producción, activos fijos, especialización, economía moderna, sueldos, etc.

 

ZM Querétaro

Diferencia en posiciones

ZM León-Silao

7

23

30

 

Componente Urbano que mide centros científicos, hospitales, escuelas, bancos, universidades, residuos sólidos, reforestación, etc.

 

ZM Querétaro

Diferencia en posiciones

ZM León-Silao

12

33

45

 

Un tema concluyente en cuanto a la potencia innovadora de cada zona, es la referente a la obtención de patentes, estos son los datos:

 

Zona Metropolitana

Patentes solicitadas

Patentes concedidas

Querétaro

148

102

León-Silao

109

21

 

 

CONCLUSIONES

 

La brecha que existe entre ambos centros urbanos es muy grande a favor de Querétaro. En todos los rubros, la zona metropolitana de León es superada por la zona metropolitana de Querétaro. Los componentes de medición en donde la desventaja es menor, es en el institucional y sociodemográfico, 13 y 14 posiciones los separan; en tanto los componentes económico y urbano manifiestan una brecha abismal, 23 y 33 posiciones de diferencia.

 

 

El motor de una ciudad es su economía. La fórmula utilizada por Querétaro, de diversificación, de alta inmigración y apuesta científica y tecnológica, le ha rendido resultados extraordinarios, apoyada por su posición geográfica estratégica, cercana a la Ciudad de México y en la ruta de la carretera 57, la conexión más utilizada y cercana con los Estados Unidos.

 

La dinámica económica de León se frenó a partir del inicio del nuevo siglo. La apuesta total e incondicional de la urbe por continuar dependiendo de la industria tradicional, evitando la diversificación, así como la débil apuesta tecnológica y científica, han acarreado un estancamiento económico crónico, que solo es mitigado por el protagonismo industrial de su vecino y socio Silao. Sin los números económicos de éste municipio la posición competitiva de León sería francamente crítica (posición 30 en el Índice). Por eso es importante fortalecer la integración de la zona, apoyando el impulso urbano de Silao. La débil situación de la ZM, se comprueba al analizar con detenimiento las posiciones en el componente económico, y advertir que tanto la ZM de Celaya (lugar 4), como Irapuato (26), rebasan a León-Silao (30) en la medición de 2011.

 

Hoy por hoy, la zona metropolitana de León no tiene las condiciones necesarias para competir con Querétaro, ésta área urbana se encuentra muy encumbrada en el ranking mexicano. Mientras, la vecina Celaya, como ya lo advertíamos en el párrafo anterior, mejora sensiblemente al capitalizar su cercanía con Querétaro, y al no considerarlo como rival sino como socio en el desarrollo de toda el área oriental del estado de Guanajuato.

 

Finalmente habría que señalar que la problemática de competitividad de la ZM León-Silao, no es Querétaro sino todos los centros urbanos que la rodean, retan y superan en el ICCM: San Luis Potosí en el lugar 6, Aguascalientes en el 8, Guadalajara 9; y las otras ciudades guanajuatenses que se le acercan peligrosamente como Celaya en la posición 29 e Irapuato en la 42, pero con nuevas e importantes empresas que impulsarán a la alza su competitividad. Todos en competencia, como ha sido desde siempre. Y quién se descuide será rebasado.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Competitividad de las Ciudades en México. Enrique Cabrero (Coordinador) CIDE 2009.

Ciudades del Siglo XXI ¿Competitividad o cooperación?. Cabrero, Arce, Ziccardi CIDE 2006

Retos de la Competitividad Urbana. Enrique Cabrero (Editor) CIDE 2013

 

 

 

 

 

 

 

 Imagen