SILENCIO

Carlos Arce Macías

 

Nota de Zona Franca: “Frente al reclamos por pase de Zamarripa, diputados panistas se quedan callados”, 6/12/18.

 

Al momento que los diecinueve diputados del PAN se silencian, meten su cabeza sobre sus hombros, clavan la mirada en sus teléfonos celulares, que los conducen mentalmente a otro sitio que no sea el pleno del Congreso guanajuatense, la incriminación de la oposición aumenta de tono y volumen. En el archivo de los recuerdos legislativos habrá que guardar el agravio del mayoriteo, siempre bochornoso.

 

El Congreso es el seno del parlamentarismo en nuestro estado. Esta función republicana en la que “nuestros representantes”, los diputados parlan, discuten, argumentan y entablan una esgrima de razones que debe de propiciar, finalmente, la imposición de la razón y el bienestar de los ciudadanos, sobre los intereses particulares, parciales o las “razones de Estado”, tan recurridas para concretar arbitrariedades.

 

Que conste, en perjuicio de la sociedad, la congruencia se descarta. La sinrazón, triunfa sobre la lógica, lo cual impone una falsa salida: el silencio. No hay mayor victoria en los campos de batalla parlamentaria, que el silencio del adversario, la no respuesta, el titubeo atroz ante cualquier pregunta, medianamente incisiva de la prensa: este…es que…bueno…creo…

 

La vergüenza interna, a no ser que la cachaza sea patológica, debe ser psicológicamente demoledora. Porque prestarse a sostener irracionalidades que solo tienen como soporte el voluntarismo autoritario, merma las capacidades futuras para entablar un debate con posibilidad de victoria. La inseguridad aflora.

 

La rendición de los parlamentarios a un amo, siempre tendrá costos hacia el futuro. Con grosero desprecio, han despeñado, sin misericordia alguna, las carreras políticas de un puñado de panistas, entre los que destacan valiosos perfiles, que prometían enormes posibilidad de crecimiento hacia delante. Prefirieron sacrificarlos en una victoria pírrica, obligándolos a maniobrar para imponer un indigno mayoriteo.

 

Tomen nota, no se quejen, aprieten la mandíbula, cuando el mismo trato les sea aplicado en otros congresos o en las cámaras federales de diputados y senadores. Han dado pie, los diputados panistas guanajuatenses, para utilizar la cruel y sangrienta guadaña del mayoriteo sin concesiones. Decidieron obviar las razones para respaldar un bochornoso dedazo, inmerecido para los guanajuatenses. Mañana, no tendrán escudo que los defienda, en los momentos de urgencia, cuando deberían haber demostrado independencia, congruencia y dignidad, rechazando de plano, el indebido e irrazonable pase automático del funcionario a ratificar. Prefirieron y optaron por la sumisión abyecta. Mas temprano que tarde, probarán la misma receta que han aplicado, ese será su drama.

 La república romana, fue liquidada por los césares. Pero posteriormente, muchos siglos después, renació en las Ciudades-Estado europeas. Frente al rutilante absolutismo de los reyes, la ilustración y el Siglo de las Luces, prohijó el advenimiento de parlamentos y asambleas. Las razones del pueblo, en boca de sus representantes, pusieron freno a los monarcas. Hoy el soberano de Guanajuato, silencia a los representantes populares, pero solo a los de su partido. Les impone su voluntad y los arroja al vacío. Fiscal habemus, después de mí el diluvio. Y diluvio habrá.

@carce55

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s